Dirección de equipos de alto rendimiento: ¿Cómo se lleva a cabo?

miércoles, 10 de mayo de 2023

Compartir
direccion de equipos de alto rendimiento

Para liderar este tipo de equipos, es necesario conocer cómo funciona un grupo de personas con habilidades particulares que se complementan entre sí. En este sentido, se debe contemplar un liderazgo que considere distintos aspectos esenciales. Sigue leyendo y descubre de qué se trata.


Si una empresa quiere destacarse, necesariamente pensará en contar con equipos de trabajo que lleven su desempeño a un nivel superior de calidad. Y es que al conformar estas unidades internas, las organizaciones pueden garantizar el éxito a largo plazo, logrando diferenciarse de la competencia. Para alcanzar este objetivo, se requiere de una relación bien establecida entre el liderazgo y los equipos de alto rendimiento, por medio de una dirección eficiente.

Para que se genere, mantenga y fortalezca este tipo de equipos, debe existir un líder que motive, que sea referente y que no se imponga. Con ello, y otras habilidades de liderazgo, se propicia que cada uno de los miembros desarrolle y aproveche su iniciativa, para que pueda utilizar su potencial al máximo.

 

¿Cómo se dirige un equipo de alto rendimiento?

 

Liderar equipos de alto rendimiento necesariamente implica de una visión integral, en donde se considera cómo funciona un grupo de personas en conjunto. Pero, al mismo tiempo, requiere ver a cada uno de los integrantes desde el ámbito particular, para descubrir lo que necesita cada uno y contribuir en el crecimiento organizacional.

En este punto es indispensable mencionar el concepto de empowerment o empoderamiento —el poder para autogestionar el trabajo y los recursos requeridos, para ejecutarlo con calidad, confianza y de manera productiva—. Esto implica que la toma de decisiones se deja en manos de los miembros del equipo, quienes monitorean y corrigen el desempeño de las actividades, resolviendo los problemas y mejorando los procesos.

El empoderamiento obliga a dirigir los equipos de trabajo de alto rendimiento con compromiso, invirtiendo en su crecimiento y desarrollo continuo, tomando en cuenta que están conformados por persona con habilidades y especializaciones diferentes, pero complementarias. De esta manera, el liderazgo fomenta los altos niveles de confianza y de compromiso, para poder alinear los objetivos, dándole transparencia a cada una de las funciones y consenso para repartir la carga de trabajo.

 

Te puede interesar conocer: ¿Cuáles son las características de un equipo de alto rendimiento?

 

Gestionar equipos de alto rendimiento

 

Mientras el equipo de alto rendimiento adquiere experiencia, fortalece sus valores y desarrolla sus características, contará con personas cohesionadas con la capacidad de lograr cualquier objetivo, creciendo grupal e individualmente. En este sentido, es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos para liderar un equipo con alto desempeño:

  • Confianza, ya que permite generar y mantener un clima propicio para el desarrollo en el equipo, en donde cada miembro es libre de ser auténtico, pues recibirá apoyo para enfrentar los desafíos y encontrar las soluciones.

  • Reconocimiento, porque al sentirse valorado por quién es y por las metas alcanzadas, así como por recibir la retroalimentación constructiva necesaria, cada uno de los talentos humanos mejorará sus aportes al equipo.

  • Participación, ya que el líder debe tener la capacidad de delegar a sus colaboradores las responsabilidades y la autonomía necesaria para cumplir con sus funciones, para que tomen decisiones utilizando la comunicación asertiva.

  • Diálogo, para permitir que los diferentes puntos de vista que pueden generar conflicto sean discutidos, destacando la autenticidad y el respeto, para tener conversaciones con transparencia y efectividad, logrando importantes acuerdos.

  • Claridad, porque todos los miembros del equipo deben conocer a ciencia cierta cuáles son las metas individuales y colectivas que deben cumplir, así como los indicadores que servirán para medirlas, respondiendo a los objetivos organizacionales.

  • Trabajo compartido, ya que deben existir métodos coordinados que todo el equipo debe conocer y dominar para poder ejecutar sus tareas, lo que sirve para agilizar la respuesta de cada miembro, reduciendo los tiempos y los costos.

  • Aporte individual, para conocer las funciones, las responsabilidades y los procesos que cada colaborador debe llevar a cabo, garantizando el cumplimiento del trabajo asignado al equipo, con calidad y de la manera más efectiva posible.

  • Compromiso, porque la finalidad primordial de los equipos de alto rendimiento es el logro colectivo de los resultados esperados, para lo que se necesita que cada integrante centre su atención en generar aquello que se espera obtener.

 

Descubre si es lo mismo liderar un grupo y liderar un equipo.

 

Objetivos de alto rendimiento

 

Cuando se trata de la gestión de equipos de alto rendimiento, se refiere a una unidad que está comprometida con los valores y la visión de la empresa, por lo que pone su mayor empeño y sus talentos para realizar sus labores. De esta manera, se concentra en su objetivo principal, que es lograr la excelencia, gracias al liderazgo efectivo, a la colaboración y a la comunicación. 

El trabajo de los equipos de alto rendimiento permite considerar diversas perspectivas para fomentar ideas y planteamientos diferentes. Esto sirve para favorecer a la estabilidad de las empresas, propiciando un entorno productivo con iniciativas que perduran en el tiempo. Con ello, se logran alcanzar los siguientes objetivos que confirman la importancia del trabajo en equipo:

  • Establecer objetivos fundamentados en un proceso eficiente.

  • Gestionar las funciones autónomas para tomar decisiones.

  • Propiciar las relaciones y la integración de los colaboradores.

  • Obtener conocimiento y aprendizaje.

 

Sigue leyendo sobre: ¿Cuáles son las funciones de la dirección empresarial?

 

Para estar al frente de un equipo de alto rendimiento, es necesario que el líder demuestre que es un elemento más de esta unidad. Asimismo, debe considerar la cultura organizacional, las estrategias para el fortalecimiento de las relaciones entre los colaboradores y la construcción de entornos de crecimiento. Todo ello impacta positivamente en el desempeño del equipo.

 

¡Fortalece tus capacidades de liderazgo con un MBA de SNHU!

 

Los profesionales que desean especializarse para liderar el cambio organizacional, administrar personas de manera efectiva o lanzar una nueva empresa sostenible, tienen la oportunidad de capacitarse por medio del MBA en Liderazgo que ofrece Southern New Hampshire University. Su plan de estudio desarrolla las habilidades necesarias para tener éxito en los negocios, inspirando a individuos, a equipos y a organizaciones para que alcancen su máximo potencial.

Uno de los objetivos de este programa, para estudiar en línea, es que los participantes logren construir una gran experiencia personal, con la utilización de ejemplos que obtienen de sus propias relaciones y lugares de trabajo. Es así como este MBA, combina las mejores prácticas con investigaciones y estudios de casos, enfocándose en la comunicación y en la psicología para el liderazgo. Descubre cuáles son los cursos claves del MBA en Liderazgo.

 

Conoce sobre el modelo de aprendizaje flexible de SNHU, solo tienes que llenar nuestra solicitud de admisión o escribir un mensaje al correo estudiantes@es.snhu.edu para que un asesor te contacte.

 

Adquiere valor profesional con una universidad de prestigio con más de 25 años de experiencia en educación en línea.



Aplicar Ahora